Noticias

 
  • TIMO DE LA ESTAMPITA: La víctima es abordada por un supuesto disminuido psíquico, mostrando un paquete o bolsa llena de “estampitas”, resultando ser billetes de curso legal en gran número, indicando habérselos encontrado o cualquier otra excusa. Rápidamente aparecerá un segundo individuo, “gancho”, el cual, jugando con la avaricia de la víctima, conseguirá que entregue una importante cantidad de dinero a cambio de las “estampitas”, las cuales posteriormente comprobará que han sido sustituidos por recortes de papel.
  • TIMO DEL TOCOMOCHO O DEL CUPON DE LA ONCE: En este caso el timador pregunta por una administración de lotería, o de la ONCE, aduciendo que tiene una serie de boletos premiados. Tras aparecer el “gancho”, el cual se encarga de confirmar los premios, mediante teléfono o aportando un listado oficial de los mismos, manipulado por supuesto, los delincuentes obtienen una fuerte suma de dinero tras venderle los boletos con cualquier excusa.
  • Los autores son normalmente personas de raza blanca, varones, nacidos en España, y con un peculiar “acento gallego”.
  • En ambos casos, siempre se desconfiará de este tipo de actos, intentando recopilar los mayores datos posibles de los autores: descripciones físicas, vehículos usados…
  • Se avisará inmediatamente a la policía, y si es posible, se hará mientras los delincuentes se encuentren en el lugar, con cualquier disculpa y de forma discreta.

SI YA SE ES VÍCTIMA

  • Evitaremos cualquier tipo de enfrentamiento, tratando de mantener la tranquilidad.
  • Memorizaremos las características físicas del autor, lenguaje empleado, cicatrices... o cualquier otra cualidad que facilite su identificación.
  • Pondremos los hechos rápidamente en conocimiento de la Policía.

 Ver información (PDF 136KB)