Historia

Imagen antigua del puerto Parece que el pueblo romano habitó la zona de Ranes, entre La Arena y Kardeo, donde apareció en 1969 una necrópolis romana, junto a otra medieval.

La ocupación principal de sus habitantes, ha sido tradicionalmente la navegación y la pesca, (simultaneada con la labranza y la ganadería), de donde procede la denominación coloquial de "galipos", en referencia al cesto que las personas que trabajaban en la pesca usaban como instrumento en el que transportaban sus viandas para el día, el traje de aguas y el sueste y donde de regreso, a la tarde, llevaban a casa el pescado que en el reparto diario les correspondía.

Zierbena formaba parte del llamado valle de Somorrostro, uno de los 9 valles que componían la comarca de las Encartaciones.En estos valles se fueron creando en la Alta edad Media los primitivos monasterios o parroquias de fundación particular, en cuyo entorno surgieron las aldeas que reforzaron su carácter de población estable y se consolidaron como entidades administrativas denominadas concejos, y posteriormente otro tipo de entidad: la república. Siguiendo este proceso, el valle de Somorrostro se fragmentó en las repúblicas o ayuntamientos denominados Cuatro Concejos (San Román de Zierbena, San Pedro de Abanto, Santa Juliana de Abanto y San Julián de Muskiz) y Tres Concejos (San Jorge de Santurtzi, Santa Maria de Sestao y San Salvador del Valle de Trápaga).

En 1842, los concejos de San Pedro y Santa Juliana de Abanto, y el de San Román de Zierbena pasaron a formar un municipio unificado, el de Abanto y Zierbena. Pero ya a partir de 1878, Zierbena realizó un primer intento de desanexión; el segundo se produjo en 1941,hasta que finalmente, tras un largo y traumático proceso, en enero de 1995 Zierbena logra su independencia.

La mayoría de los apellidos de Zierbena son de procedencia guipuzcoana (Goiherri) que recalaron debido, entre otros motivos, a la II Guerra Carlista que discurrió en el año 1874 en el Montaño zona limítrofe entre los municipios de Abanto y Muskiz. También la actividad pesquera y ganadera atrajo a la juventud guipuzcoana, así como a profesorado, que decidieron instalarse definitivamente en nuestro pueblo.